7 de mayo de 2017

Aprendiendo a usar la coma


el uso de la coma

La coma esa gran conocida desconocida. Hoy te doy unas pautas interesantes para que le pierdas el miedo y empecéis a ser amigas por fin. Acompáñame...


La coma indica una pausa breve. Su buen uso no siempre es indiscutible, pero una mala utilización puede hacer incomprensible cualquier texto, ya que su colocación exacta determina a menudo el sentido de la oración.


Las principales normas de empleo son:

1. Es preferible evitar su proliferación siempre que no altere el significado o la claridad del contenido. El exceso de comas dificulta la lectura. Numerosos escritos parecen inspirados en la falsa idea de que una expresión rebosante de comas es la expresión pura de un pensamiento complejo, pero lo cierto es que el abuso de este signo de puntuación demuestra por lo general la inmediatez y poca elaboración de la escritura.

2. Las palabras, grupos de palabras u oraciones de igual clase o función dentro de una serie se separan con comas, salvo el último elemento, si va precedido de las conjunciones y, o [Los piratas, los espías y los payasos pasan las horas, los meses y los años mirando a su alrededor sin descanso, sin esperanza y sin remedio].

3. La coma sirve para resolver ambigüedades [No sé cantar, bien lo sabes. No sé cantar bien, lo sabes].

4. La elisión de un verbo idéntico al de la oración precedente se indica con una coma [Ella pidió salmón y yo, solomillo. Su trabajo tiene 50 folios y el mío, sólo 15].

5. Van entre comas los incisos, aclaraciones y explicaciones que interrumpen momentáneamente la idea principal. Estos recursos se pueden presentar como:
* Vocativos [Aunque no te mire, Rodolfo, te escucho con atención].
* Aposiciones explicativas o complementos apuestos [Gorbachov, el ex presidente soviético, publicará un nuevo libro. El paisaje, hermoso como pocos, propiciaba la melancolía]. Frecuentemente se confunden con las especificativas (o complementos apuestos especificativos), que no van entre comas [El asesor fiscal, Juan López, es abogado / El asesor fiscal Juan López es abogado]. En el primer caso sólo hay sólo un asesor y en el segundo se destaca un individuo (Juan López) dentro de un grupo (de asesores). Cuando el citado es uno entre varios, no se escribe entre comas [El ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez llegó ayer a Barcelona].
* Subordinadas de relativo explicativas o aclarativas, es decir, las que se refieren al antecedente íntegro [Los niños, que recibieron un tren como regalo, estaban felices]. En este caso, todos los niños recibieron un regalo. En cambio, no llevan comas las especificativas, que seleccionan parte del antecedente [Los niños que recibieron un tren como regalo estaban felices]. Sólo hubo regalos para algunos niños.
* Proposiciones explicativas [Resolvió el problema, aunque era bastante complejo, en apenas cinco minutos].


6. Es un error de base separar el verbo de su sujeto. El énfasis con que se pronuncia a veces el sujeto o su larga extensión inducen equivocadamente a pensar que exige una pausa escrita. A continuación se reproducen frases mal puntuadas: <El director del centro, decidió ayer que las clases comiencen a primero de mes. El responsable de las pérdidas económicas de la empresa, dimitió ayer>.


7. No hay que separar el verbo del complemento directo. Estas frases son incorrectas: <Su primo le envió por correo, una pluma, una agenda y un abrecartas de plata. Le advierto, que no estoy dispuesto a moverme de este sillón>.
8. Se separan con comas las expresiones que sirven de enlaces lógicos (comentan, matizan, contrastan, etc.) con lo expuesto inmediatamente antes. Es el caso de así pues, a saber, con todo, efectivamente, en definitiva, en primer lugar, en realidad, en resumen, es decir, esto es, es más, más aún, no obstante, o sea, por consiguiente, por ejemplo, por lo tanto, por último, sin embargo.

9. En caso de hipérbaton (alteración del orden sintáctico regular: sujeto, verbo, complemento directo, complemento indirecto, circunstanciales) de algún elemento sintáctico, éste irá separado por comas. Por ejemplo, cuando la oración comienza con un circunstancial antepuesto al sujeto [Un día antes de lo previsto, el fiscal presentó sus cargos]. No se escribe coma, sin embargo, cuando el sujeto también cambia de posición y el circunstancial precede directamente al verbo [Un día antes de lo previsto presentó el fiscal sus cargos. Un día antes de lo previsto presentó sus cargos el fiscal].

10. Se escribe coma tras la proposición subordinada que precede a la principal de la que depende [Cuando me lo contó con detalle, me quedé estupefacto. Con la cara desencajada por el esfuerzo, llegó fuera de control a la meta. Si quieres venir con nosotros, te guardamos un sitio]. Puede escribirse sin coma cuando los sujetos coinciden y cuando la subordinada es muy breve, aunque no coincidan los sujetos [Cuando la vi me levanté y fui a saludarla].

11. Se separan con comas dos complementos circunstanciales del mismo tipo [Lo vimos paseando por el camino de la estación, a menos de dos kilómetros de aquí. Te avisaré a final de curso, unos días antes de salir de vacaciones. Hemos recibido este mes unos 150 libros, tantos como en todo el año pasado]. Cuando uno de ellos es muy breve no se precisa la coma [Me lo confirmarán mañana antes del mediodía].

12. La coma se sustituye por punto y coma para separar expresiones que ya llevan comas, excepto delante de la conjunción y [El nuevo profesor, Daniel Herrera; el secretario, que acaba de llegar; el administrador, que estuvo ausente el lunes, y el rector se volvieron a reunir ayer]. No obstante, si el punto y coma delante de la y permite evitar confusiones, también puede utilizarse.

13. Se escribe coma delante de las conjunciones y, o, ni en los siguientes casos:
* Para resolver ambigüedades [Siempre estudió por la mañana, y por la tarde, sin embargo, nunca se sentó a trabajar].
* Cuando hay más de dos oraciones unidas por conjunciones [Esteban come poco y duerme menos, y no pasa ni un día a la semana fuera del trabajo].
* Cuando se unen varios sintagmas u oraciones que ya contienen conjunciones [Sus guiones son interesantes y bien construidos, y sus diálogos, muy dinámicos]. La coma es opcional cuando la ambigüedad es inexistente por el contenido [La calidad de su escritura y el dinamismo de sus cuentos y novelas lo convierten en uno de los más destacados escritores] o por la diferencia de categoría gramatical [El doctor observó la inflamación y la herida y suturó en apenas dos minutos].
* Cuando la conjunción une oraciones de cierta extensión y distinto sujeto [Ernesto no me dijo dónde iba a estar en las próximas semanas, y Elena no apareció por casa]. Con oraciones cortas no se necesita la coma [Ernesto no habló y Elena tampoco dijo nada].


Comparte en tus redes si te gustó y sígueme, ¡gracias!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Hola, que gran explicacion y me ha servido de muchop para que no olvidarlo, me quedo por aquí, un saludo

    Te sigo ya, desde;

    http://irresistibleleer.blogspot.mx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Armando. ¡Bienvenido a la familia de chicle!

      Eliminar

Gracias por participar.